Que alguien traiga bencina, yo pongo los fósforos

Después de darle vueltas al asunto. Afortunadamente no podré votar a final de año. Hubiese sido una lastima mamarme la fila para tener que dibujar pico de dimensiones épicas en el voto. Francamente, no hay por quien votar. Estamos secuestrados por un montón de frescos cara de raja, que se perpetúan un sistema creado por ellos, y para ellos. Le dicen “democracia”, no alcanza ni para oligarquía. Es más una dictadura colectiva que otra cosa.

UDI: Pechoños de el demonio, no quiero ni verlos. Quédense en su iglesia y no me hinchen con su religión.
RN: Calzonudos. Cambio? Pamplinas, sigamos repartiendo las utilidades entre nosotros.
DC: Alibaba se pone colorado con su actuar.
PPD: Alcapone es un niño de pecho al lado de estos compadres.
Radicales: Un asadito?
PS: Sigan vendiendo el pais a los de RN, que les daran una tajada. No se si acorde, pero algo es algo.
PC: Maduren.
El resto? Mientras los 6 de arriba mantengan el statu-quo ni hablar de otros partidos o alineaciones políticas.

Francamente, la generación de mis padres lo ha hecho pésimo, difícilmente podrían haber destruido mas este país. (no me vengan a hacer gárgaras con que nos salvaron de el comunismo, que eso fue hace ya casi medio siglo y Uds. tuvieron la oportunidad de remediar el asunto a esta altura).

Mi generación, negados por los inamovibles de la generación de mis padres, no tenemos excusa, hemos seguido fielmente los pasos de el fracaso. Eso si lo hemos hecho bien.

Las generaciones que siguen? La verdad es que mucho espacio para maniobrar no tienen. Por eso no espero mucho. Ojalá me equivoque, pero en general la gente es adversa al cambio y a los riesgos. Mejor estar todo cagado en mi metro cuadrado, pero MI metro cuadrado.

Hay quienes tratan de hacer algo y los aplaudo. Odecu, Educacion2020 por nombrar a algunos. Compadezco a sus directivo por el tamaño de la ulcera que deben tener, y celebro las pequeñas victorias que logran. Pero es poco lo que pueden lograr. El problema es el ciudadano de a pie como yo, y no me culpo. NO tengo ni el mas mínimo incentivo para generar un cambio.

Triste espectáculo.

Advertisements

El enfiestado patrio

El sol aun no brillaba, pero ya estaba a caballo en mi bólido camino a la casa de mi tia. La idea es pasar a buscar a mi madre, tia y prima. Quienes no podía ver ya que estaban escondidas detras de una montaña de bultos, bultitos y bolsos. Estibada la carga, tomamos rumbo al sur, sonrientes de nuestra propia inteligencia ya que no habría nadie en la carretera a esta hora. Diez minutos después, estabamos en un taco de proporciones biblicas a la salida de santiago. La union de cuatro pistas en dos, con alto trafico no es el mejor diseño urbano. Tampoco fuimos ni tan inteligentes ni tan unicos en nuestra idea de salir el sabado de madrugada. Maldicion. Bueno, doce horas después, filas para hacer combustible y la imposibilidad de usar el baño (para la compañia femenina. Las filas eran bastante mas largas que hacer combustible.), estaba estacionando mi auto en el porche de la casa de mi abuela.

Si hay algo, que nunca nadie podra decir; es que en la casa de mi abuela se come poco o mal. Debido a la hora de llegada nos perdimos el almuerzo de ese dia, pero bien pudimos compensar con la once. Paneras iban y venian, abundante mermelada, manjar casero, mantequilla y queso. Ademas de la infaltable tarta de algun sabor, esta vez de caluga. Dios, me sube la glicemia con tan solo escribir sobre eso. Muy buena anfitriona que es mi abuela, se preocupo fevientemente de que no faltase nada en la mesa. En fin, parte de la magia del es sur es comer como si el mundo se fuera a acabar.

La escencia de viaje, a parte de ser sobre alimentados, es una reunion familiar. Ultimamente es cada vez mas dificil juntar a todos los tios, primos y hermanos. Tener una oportunidad para juntar a la mayor cantidad siempre es buena. Esta vez nos fue bien, solo faltaron los milicos, dada la fecha tenian otras obligaciones y una prima que tenia viaje al norte. El resto pudimos disfrutar de alocada reunion de desayunos diferidos almuerzos largos y onces extensas. Todos esto nos permite repasar la contingencia nacional y tratar de arreglar lo malo de este pais. Siempre me ha gustado la fecunda discucion que se genera en la mesa de mi abuela.

Todo lo bueno tiene su fin. El ramillete de primos ya se esta desgranando y cada cual esta volviendo a su que hacer propio. Lo único que puedo decir es que las fiestas patrias es uno de los mejores festivos del año. Hay quienes acusas a otros de chovinistas, otros se amargan la vida con un “milicos culiados”, y un sin fin de otras amarguras varias, allá ellos. Para mi es una de las mejores fechas del año para encontrarse en masa con la familia, y así poder compartir las vivencias que cada cual ha tenido durante el año. La riqueza de la mía es el variado espectro de oficios, pensamiento, posturas políticas y/0 sobre la vida. Sin embargo podemos compartir de forma civilizada la mesa y el techo. Esto solo se lo atribuyo a nuestra tierna infancia en esta misma mesa donde se han tocado todos los temas y todos hemos sido participes de la discusión, por ultimo escuchando lo que se habla. Si me preguntan a mi, ahí esta la identidad de Chile, en la discusión que se pueda generar mientras se comparte en una mesa. Cuando no hay discusión y conversación, no hay identidad. La próxima vez que pueda, aun cuando deba estar por horas en un taco del demonio, júntese con su familia y hable sobre la inmortalidad del cangrejo, lo divino y lo mundano.

Hablar weas

Ya quedan tan solo un puñado de días para que se acabe mi transferencia y vuelva a Chile de forma permanente. Tengo que admitir que hay muchas cosas que hecho de menos de Chile, pero una de las que esta en el top-5 es hablar weas con los amigos. Son esas típicas conversaciones que se pueden dar después de unos rones, o unos cafés de media tarde. Donde los temas mas variados se tocan; y van desde arreglar el mundo hasta los más variados tipos de jugos. Que mejor que llorar de la risa, y tener que correr a la cocina a buscar un poco de nova para secar el ron que recientemente salio por tu nariz después de una carcajada explosiva. Extraño esa fluidez innata que uno tiene en su cultura materna, de poder hablar en doble sentido o hacer insinuaciones que no tienen ninguna cercanía con el lenguaje literal que se esta usando. Aun cuando algo de eso puedo hacer con los amigos que he hecho por estos lados, simplemente no es lo mismo.

En unos días mas empezaré mi rehabilitación cultural en Chile, donde tendré que ponerme al día  con el affaire criollo para poder hablar weas con propiedad.

Cayendo del Cielo

Partamos con un blogeo lo que hago y blogeo lo que como: Para entrar a conversar me confieso; hoy en un acto de consumismo puro, fui y me compre Call of Duty: Black Ops en despecho por la mierda de juego que me llego el martes ( Homefront, la cagada me dio con suerte 6 horas de game play en la campaña). Entonces, lo que como es pan tostado y algo de fruta. Pero, además, como estamos celebrando la incompetencia ajena me compre un Maker’s Mark, lo invito a hacer una pausa en la lectura. No se preocupe lo espero mientras se sirve una copa de su licor favorito.

Ya, después de distraerme un rato con el Black Ops, me quede pegado en una parte por lo que vuelvo a esto del blog. Hoy iba a hacer un comentario de actualidad sobre la energía atómica, pero que lata (además Caroline se enoja conmigo). Mejor respondo a la pregunta que muchos se han hecho. ¿Nicolás, porque te tiras de aviones?. Partamos por delinear algunos hechos; tirarse de un avión a 10000 pies de altura (3000 metros mas menos) no es un tema menor. Tener algún percance por le general termina  conviertiendose en un ”inconveniente” de características permanentes. Voy a partir diciendo que tirase de un avión no es mucho más peligroso que hacer otros deportes como ski, snowboard, o andar en moto o en transantiago. La diferencia es que el “ups me aweoné” “he cometido un error” es un poco mas grave y termina con cueva con un paseo en ambulancia pero mas comúnmente con un paseo a la morgue.

Características comunes en un paracaídas:

  • Tienes DOS de ellos. El principal y la reserva.
  • Con un movimiento puedes deshacerte del principal y abrir la reserva.
  • Dispositivo de activación automática, para que los me ”aweoné”, se conviertan en un susto que dure hasta final de año y no en que lo último que veas se a tu propio trasero.

Ya, terminado el proselitismo paracaidístico respondo a la pregunta: Lo hago porque quiero y porque puedo. Así de fome la respuestas, pero si quieren la elaboro más. Miren, en Socorro New Mexico no hay muchas cosas que hacer, y tirarse en paracaídas me pareció una buena idea. Lo hice y me gusto. Ahora trabajo duramente para obtener mi licencia. Que quieren que les diga, en el primer salto de la semana; cuando estoy subiendo en el avión, voy mas nervioso que perro en bote (o que pavo bien alimentado). Sobre todo si voy sentado en el Numero1 (es el primer weon que se tira). Para que se hagan una idea, el avión que usamos es un Cesna 182, una lata de sardinas con alas. Los cuatro locos de turno van bien arumaditos hasta que llegue la hora de saltar (recen que ninguno haya ido a un restaurante chino el día anterior). Cuando avisan los 2 minutos la respiración ya es corta y rápida, expectante al grito “DOOR”. Una vez que se abre la puerta el ruido y aire frío inundan el avión, hay una sola cosa que hacer: Sacas la cabeza por la puerta para checar donde esta la zona de caída, asientes a tu compañero de salto y sales del avión y lo esperas en la pisadera, literalmente colgado del ala.

NO, no sales volando atrapado por el viento. El avión no va lo suficientemente rápido. Se requiere algo de esfuerzo empujar contra el viento para salir, pero nada del otro mundo.

Una vez afuera, y listo, empiezas el conteo “READY, SET, GOOOO” y te lanzas al vacío en un acto total y absolutamente irracional. Cinco segundos después empiezas a cambiar la posición del cuerpo para quedar guata al suelo. A los 10 segundo has alcanzado la velocidad terminal (200km/h mas menos). En este momento literalmente vuelas, solo debes empujar el aire hacia un lado u el otro para hacer giros. El Nirvana. Cuando el reloj marca 5000 pies hago señas que va el paracaídas y lo abro. Después de lo que podría describirse como caer al agua desde un par de metros tengo un lindo paracaídas sobre mi cabeza, y puedo gozar de la vista por un rato. Esta parte es increíble, sentir en viento en tu cara, el silencio en general que solo es perturbado por el juego del paracaídas en el viento. Realmente lo disfruto hasta que tenga que guiar el paracaídas al la zona de aterrizaje, para posarme de la manera mas suave posible en el blanco.

Lo anterior enjuague y repita 3 o 4 veces por día durante mis fines de semana. Definitivamente se lo están perdiendo, si no quieren dedicarse al paracaidismo, por ultimo vayan y hagan un tandem. Es la única manera de saber por experiencia propia lo que les trato de contar en este relato. Una de las cosa más increíbles es la capacidad que uno tienes de suprimir ese miedo primal, a aferrarte de algo para no caer. Actividades como esta te demuestran que uno realmente en control de uno mismo, y eso es casi tan  exilarante como el mismo hecho de caer al vacío durante un minuto.

Las Vicisitudes de la vida

Simplemente me dieron ganas de escribir, por lo que aquí vamos:

(wakala, debo agregar que definitivamente no me gusta ni el melón ni el melón tuna. De vez en cuando como unos trocitos, es que me digo a mi mismo que no puedo ser tan mañosos, pero no hay caso. NO ME GUSTA.)

Muy bien, en que estaba? a si, sobre las circunstancias cambiantes de nuestro diario vivir. Hace alrededor de tres meses atrás, estaba podrido en extremo con lo que estaba haciendo. Sonaba una vez más el teléfono de soporte, y me acriminaba con un usuario. Afortunadamente mi(s) jefe(s) dieron cuenta de mi delicada estabilidad mental y me transfirieron fuera del país, bien lejos de los usuarios y del enervante, deprimente, taciturno y adusto timbre del teléfono de soporte. Ese que cuando suena simplemente te emputece más allá de lo racional y/o laboralmente aceptable. Bueno, a modo de terapia fui enviado a la tierra de los Cowboys en Nuevo México (no es ni nuevo, ni México). Les digo que estar solo entre las piedras y los lagartos es una excelente terapia, y mis niveles de homicida en potencia volvieron a ser comparables a cualquier mortal peatón. En resumen, mandarme donde el diablo perdió el poncho sirvió.

Mi cansina vida en Socorro, New México, y su efecto terapéutico tiene limites. Ya no era capaz de aplacar los problemas no enfrentados, ni los resultados de situaciones simplemente pencas. Irme más lejos aun sonó como excelente idea, por lo que prepare algunos bizarros y extremos planes que sacaron de sus casillas inclusos al menos conservador de mis amigos (priceless). Incluso me dio por subir un nivel en lo que a deportes extremos concierne. Sin embargo la nostalgia de la buena vida hizo de las suyas y me trajo devuelta a la tierra que me vio nacer por unos días. Maldición!!!, golpe bajo de la vida. Sin mediar aviso ni agua va los planes ya no están tan claros. No me voy a quejar ni alegar; a mi cortos treinta años he aprendido (muchas a veces palos) que hay que trabajar con los que uno tiene, y tomar lo que la vida nos da sin hacer muchas preguntas (ojo que nada de conformismos si, una cosa no implica la otra).

Ahora estoy atrapado en tierra de nadie. Trabajando en Socorro New México por los próximos tres a cuatro meses, para después volver a disfrutar del barítono sonido del teléfono de soporte. Ganas de quedarme en EEUU? no muchas. Ganas de volver? no muchas tampoco. Lo que si les digo es que no me vuelvo antes de tener lo que ninguna madre quiere que su hijo tenga mi licencia clase A de paracaidista. Claro que a mi vuelta me esperan más preguntas que respuestas, siendo la mas importante: ¿qué mierda voy hacer cuando vuelva?

En fin, cada cosa a su tiempo, y cruzaré cada puente cuando corresponda.

(el jabón del Starbucks te deja las manos con olor a hidrocarburos)

En que iba? A, si. Tomaré las decisiones en su momento, mientras tanto disfrutaré de mis vacaciones en Chile. Ver a los amigos y amigas, ir al sur, comer y chupar. Aun estoy muy chico para preocuparme por huevadas, como le dije a mi hermana: ”las cosas siempre se ven mas duras de lo que verdad son”. Como recientemente leí por ahí:

“Twenty years from now you will be more disappointed by the things
that you didn’t do than by the ones you did do. So throw off the
bowlines. Sail away from the safe harbor. Catch the trade winds in
your sails. Explore. Dream. Discover.”
— Mark Twain

Samuel Clemens tenia toda la razón. Que no le vengas con las pelotudeces que en el mas allá tendrá un mejor pasar, para compensar los sufrimientos en esta vida terrenal. Pamplinas!!. Ud. vive aquí y ahora, disfrútelo mientras dure, mire que setenta años promedio es un poco escaso para ver, recorrer, probar, saborear las cosas que hay allá afuera. El kilometraje varia, pero hasta el momento me ha resultado bastante bien.

Y vivieron felices para siempre.

Creo que esa debe ser la mentira más grande, y la cosa mas nociva que le pueden decir a un niño chico. Aparentemente la peor parte se la llevan las mujeres que están convencidas de que aparecerá un príncipe azul a rescatarlas. Pero la realidad de la vida no podría estar mas lejos de esa mentira, que de cuando en cuando se le cuentan a los niños antes de dormir. O sea, de qué estamos hablando? Le decimos a los cabros chicos que no se preocupen, que va a llegar un ser mágico y que todo va estar bien, mágicamente. Y no es que esté hablando cosas sin sentido, esto me lo confirmó una amiga hace menos de 5 minutos.

No les voy a andar con payasadas, ya me tropecé con la piedra del ser mitológico y fantástico, por lo que se de que les hablo. Lo trágico es que hay gente por montones que aun no se ha percatado de la mentira que nos contaron nuestros padres, y Hollywood por lo demás. A eso hay que agregarle que la vida simplemente no es justa, una perra a decir verdad. No me malentienda, no me estoy quejando de la vida, simplemente estoy estableciendo un hecho sobre ella misma.

Como más de alguna vez habrán escuchado por ahí; si la vida te da de a palos, bueno, haces leña y si te da suficientes palos te haces una casa y ya. La vida es lo que uno haga de ella, al igual que las relaciones. Mientras antes les llegue el aviso de que fueron engañados cuando pequeños; no hay viejo pascuero, ni el conejito, ni mucho menos el príncipe/princesa azul, mejor. Como le dije a otra amiga hoy, las cosas que nos definen son nuestros defectos, miedos, pasiones y virtudes. No un subconjunto idealizado de virtudes, que es lo que uno tiene a visualizar en una persona cuando la esta conociendo (sobre todo si uno esta en el modo edición). No se trata de buscar los defectos ni centrarse en ellos, simplemente es estar consciente de que las personas no son perfectas. Son las cosas negativas las que uno debe aceptar y aprender a querer, una vez superado ese escollo es posible construir una relación de verdad, sobre una base más menos solida.

Lo insto a que este año lo empiece con una mirada mas introspectiva sobre su visión de las demás personas, y a que evite la visión idealizada de ellas. Se va a ahorrar decepciones dolorosas, y quien sabe, tal vez pueda construir relaciones fructíferas y verdaderas. Tenga en cuenta que uno no esta todo el tiempo feliz, ni vivimos para siempre.

Que tengan un prospero año nuevo.

De la Navidad

Devuelta en el invierno del hemisferio norte. Bastante inclemente si me
permiten. A algunos les parecerá una locura haber ido solo 10 días a Chile, y
mas encima volverme antes de navidad!!. Permitan que clarifique, en un
principio no iba a ir a Chile, el viaje a mi patria nació de forma espontanea y
como el mero capricho de alguien que se da un lujo.

Que quieren que les diga, el viaje ya se pago, y con creces. Fiestas, amigos,
amigas, carretes, familia. Voy a sonar cliché, pero es la mas pura verdad que
uno no tiene real aprecio por las cosas que uno tiene hasta que no las tiene o
están fuera de alcance.

A este ritmo me van a crecer alas en la espalada con tanto viaje, pero no me
puedo quejar. Mi llegada a Dallas fue directo a la ducha del salón de viajeros
frecuentes, para luego ser sorprendido en la puerta de embarque
Dallas-Albuquerque con un upgrade a primera clase. Llegando con estilo.

Nuevamente estoy devuelta en un avión, (de hecho escribo estas palabras desde
la comodidad(?) del 14B en el vuelo Dallas-Richmond) la navidad es de locos por
estos lados. Todos los vuelos llenos, ofrecen plata a quienes tienen horarios
flexibles, todos corren.

Esto hace que recuerde el post de el Grinch, sobre
como odia la navidad. No puedo mas que estar de acuerdo con él. Si el
Carpintero ese alguna vez imagino una cosa como la navidad, debe estar lejos de
lo que hoy en día se celebra todos los años en el día de su nacimiento.

Personalmente puedo decir que ya tuve mi navidad en Chile. No necesito NADA mas
aparte de haber estado con los amigos, amigas, y familia en las distintas
fiestas y carretes. Ese es todo el regalo que yo necesito.

En unas horas mas estaré en Virginia donde compartiré una agradable navidad
extra con los amigos que la suerte a traído a estas tierras. Traigo Vino en
cantidades, y para la futura madre Super 8 y manjar.